Principio de correspondencia

PRINCIPIO DE CORRESPONDENCIA.
De acuerdo con el principio de correspondencia, cada uno de nosotros atrae a personas o situaciones problemáticas con el fin de reconocer las propias heridas sin sanar. En conclusión, cada vez que alguien o algo te saquen de quicio, el Universo te está dando la oportunidad de curar una herida interna. 
Llegado ese momento, es conveniente que hagas dos cosas: en primer lugar, debes preguntarte qué significa eso en tu vida, sin buscar culpables, interrumpiendo el fenómeno de la proyección: en segundo lugar, debes conectarte con tu espíritu, a través de tus propias palabras, pidiendo curación.
Puedes decir algo como lo siguiente: “Me siento muy molesto por lo que me han hecho…; sé que siento dolor porque se ha despertado una herida en mí; necesito curación. 
Pido a todo el Universo que me ayude a sanar esto. Pido la sanación completa de mi ser”.
Al pedir ayuda todo tu ser se vuelve receptivo y permite que las fuerzas del Universo puedan ingresar en ti produciendo la curación. 
A veces, podemos llegar a entender cuál es la herida y cuál fue su origen. Otras veces, jamás nos llegamos a enterar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s