La Unicidad

LA UNICIDAD
La espiritualidad no ha de estar separada de la vida.
La tarea de seguir el mundo espiritual es la de cesar las distinciones entre uno mismo y el mundo exterior. 
Es sólo por conveniencia en 3D el que etiquetemos cosas internas y externas, subjetivas y objetivas. 
En verdad, es sólo en las etapas elementales que deberíamos hablar de un camino que seguir. 
Porque la verdadera iluminación del Despertar es darse cuenta que no hay una senda para seguir.
Sino que nosotros mismos somos el CAMINO.
Esa comprensión llega después del simple quiebre de la pared de la ignorancia e inconciencia de creer que estamos separados ( DUALIDAD).
La demolición de la noción equivocada de que hay algo inherente en esta vida que nos separa de la DIVINIDAD.
Una vez que la pared se ha roto.
Somos inundados por la CONSCIENCIA DIVINA.
La cual nos lleva a la comprensión y entendimiento de no Ser un ente aparte.
No se trata de que estoy aqui y DIOS esta en otro lugar.
Sino que somos…..

 

DIVINOS…. ETERNOS … DIOS… SER…. CONSCIENCIA… MULTIDIMENSIONALES… MONADAS COSMICAS…
TODO ES LO MISMO.
¿Continuamos buscando, trascendiendo, elevandonos espiritualmente una vez

que hemos llegado a entender esto?
Lo seguimos haciendo, pero ya no es una actividad aislada y solitaria como una separación. 
Sino que es parte de la vida misma y tan natural como respirar.
Cuando puedas llegar a la comprensión de Consciencia.
Que no hay diferencia entre tú y DIOS.

 

Y las actividades “comunes”.
Entonces estás bien encaminado para… 
                              SER UNO
Dios ES todo lo que ES y lo que ES no esta separado de su ESENCIA.
Y entrando en esa unidad….
Oigo La Voz de Dios.
En la vida espiritual lo que llamamos silencio no es un mundo mudo.
Los sabios de Oriente hablan de 
              « LA VOZ DEL SILENCIO »
Y es esta voz es la que se esfuerzan en oír.
Para quien sabe escuchar…
El verdadero silencio tiene una voz.
Es la expresión y plenitud de la vida Divina.
Esta voz sólo podemos oírla y expresarla en nosotros mismos cuando logramos apaciguar todas las agitaciones interiores.
Como la rebelión, temores, codicias, etc.
Esta voz de Dios se confunde con la de la naturaleza superior.
Para contactar a nuestro verdadero yo, recójase en silencio y comulguemos con el Creador en nuestro corazón interior.
Busque diariamente el centro silencioso dentro de su alma que es la morada del Espíritu.
Web.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s