Osho, De la Medicación a la Meditación

¿Cuál es la causa de las tensiones que sentimos en el cuerpo?
La causa original de toda tensión es el querer llegar a ser. Uno siempre está intentando ser algo, porque nadie se siente bien consigo mismo tal como es. El ser no se acepta, se niega, y algo distinto se adopta como un ideal y se quiere llegar a ser eso. La tensión básica siempre reside entre aquello que tú eres y aquello que anhelas llegar a ser.
Tú deseas llegar a ser algo. Tensión significa que no estás contento con lo que eres y que anhelas llegar a ser lo que no eres; entre ambos se crea la tensión. Aquello que deseas llegar a ser es irrelevante… Si deseas enriquecerte, ser famoso, ser poderoso, incluso si deseas ser libre, un liberado, ser divino, inmortal… incluso si anhelas la salvación, moksha, el nirvana, habrá tensión.
Todo aquello que se desea colmar en el futuro, en contra de ti tal como tú eres, crea tensión. Cuanto más imposible es el ideal, más tensión habrá. Por eso la persona materialista generalmente no está tan tensa como la persona religiosa, porque la persona religiosa está anhelando lo imposible, lo remoto. La distancia es tan grande que solamente una gran tensión puede llenar la brecha.
Tensión significa una brecha entre lo que eres y lo que quieres ser. Si la brecha es grande, la tensión será grande. Si la brecha es pequeña, la tensión será pequeña. Y si no hay brecha, significa que estás satisfecho con lo que eres. En otras palabras, no anhelas ser otra cosa que aquello que eres. Entonces tu mente existe en el momento presente. No hay motivo para estar tenso; estás relajado contigo mismo. Para mí, cuando no hay una brecha entre lo que eres y lo que quieres ser, eres religioso.
La brecha puede tener muchos niveles. Si el anhelo es físico, la tensión será física. Cuando anhelas un determinado tipo de cuerpo, una forma específica —si anhelas algo distinto de lo que eres a nivel físico— entonces habrá tensión en tu cuerpo físico. Si quieres ser más agraciado, más agraciada, tu cuerpo se tensa. Esta tensión empieza en tu primer cuerpo, el cuerpo físico; pero si es insistente, constante, puede ir más profundamente y extenderse a otros niveles de tu ser.
Si anhelas poderes psíquicos, la tensión empezará a nivel psíquico y se extenderá. Se extiende de igual forma que cuando tiras una piedra a un lago. La piedra cae en un punto, pero las vibraciones que crea se extienden hasta el infinito. Las tensiones pueden empezar en cualquiera de los siete cuerpos, pero la causa original es siempre la misma: la brecha entre lo que eres y el estado que anhelas.
Si tienes un determinado tipo de mente y quieres cambiarla, transformarla; si deseas ser más perspicaz, más inteligente, se creará tensión. Solamente cuando nos aceptamos totalmente cesa la tensión. Esta aceptación total es el milagro, el único milagro. Encontrar a alguien que se ha aceptado a sí mismo totalmente es insólito.
Lo existencial no conoce tensión. La tensión siempre se debe a lo hipotético, a las posibilidades no existenciales. En el presente no hay tensión; la tensión siempre proviene de orientarse hacia el futuro. La tensión proviene de la imaginación; te imaginas a ti mismo de una forma distinta de lo que eres. Este potencial que ha sido imaginado creará tensión. Cuanto más imaginativa sea la persona, más posibilidades tiene de crear tensión. En ese caso la imaginación se ha vuelto destructiva.
La imaginación también puede ser constructiva, creativa. Si toda tu capacidad de imaginación se centra en el presente —en el momento presente, no en el futuro—, entonces puedes ver tu existencia poéticamente. Tu imaginación no está creando un anhelo; se está utilizando en el vivir. Y este vivir en el presente está más allá de la tensión.
Los animales no está tensos, los árboles no están tensos, porque no tienen la capacidad de imaginar. Están por debajo de la tensión, no más allá de ella. Su tensión es solamente potencial, no se ha hecho actual. Están evolucionando. Llegará un momento en que las tensiones explotarán en sus seres y empezarán a anhelar un futuro. Es inevitable que sea así. La imaginación se vuelve activa.
La primera actividad de la imaginación es la creación del futuro. Creas imágenes, y debido a que la realidad no se corresponde, creas más y más imágenes. Generalmente no puedes concebir la imaginación en relación al presente. ¿Cómo puedes ser imaginativo en el presente? Parece que no hay ninguna necesidad. Este punto debe entenderse.
Si puedes estar conscientemente presente en el ahora, dejarás de vivir en tu imaginación. Entonces la imaginación estará libre para crear en el presente. Solamente se precisa el enfoque adecuado. Si la imaginación se orienta a lo real, empieza a crear. La creación puede tomar cualquier forma. Si eres un poeta, se vuelve una explosión de poesía. La poesía no será un anhelo por el futuro sino una expresión del presente. Si eres un pintor, la explosión será pictórica. La pintura no será una expresión de algo tal como lo has imaginado sino de algo como lo has conocido, como lo has vivido.
Cuando no vives en la imaginación te abres al presente, el presente se te ofrece. Puedes expresarlo o puedes moverte en el silencio.
En este caso el silencio no es un silencio muerto, algo que se practica. Este silencio también es una expresión del momento presente. El momento es tan profundo que ahora solamente puede expresarse a través del silencio. Ni siquiera la poesía es adecuada; ni siquiera la pintura es adecuada. Ninguna expresión es posible. El silencio es la única expresión. Este silencio no es algo negativo sino, por el contrario, un florecimiento positivo. Algo ha florecido en ti, la flor del silencio, y a través de este silencio todo lo que estás viviendo se expresa.

Osho, De la Medicación a la Meditación

Anuncios

Conciencias Despiertas

CONCIENCIAS DESPIERTAS
Quieres ser perfecto?  Se tu mismo.
Tarea difícil ser uno mismo, a eso vinimos.

Para ser uno mismo hay que ser espontáneo, hay que ser una persona inocente.
Una persona inocente sigue la vida, se limita a fluir con ella.

OSHO EL EGO

El Ego

El ego es un iceberg. Fúndelo. Fúndelo en las profundidades

del amor para que desaparezca y tú pases a formar

parte del océano.

OSHO

¿QUÉ ES EL EGO?

El ego es justo lo contrario de tu verdadero ser. El ego no eres tú, sino el engaño

creado por la sociedad para que te entretengas con esa baratija y no te plantees

preguntas sobre lo verdadero. Por eso insisto tanto en que, a menos que te liberes del

ego, jamás llegarás a conocerte.

Naciste con tu auténtico ser. Después empezaron a crearte un falso ser: eres

cristiano, eres católico, blanco, alemán, perteneces a la raza elegida por Dios, estás

destinado a dominar el mundo, etcétera. Crean una falsa idea de quién eres. Te ponen

nombre y en torno a ese nombre crean ambiciones, condicionamientos.

Y poco a poco —porque lleva casi una tercera parte de la vida— actúan sobre el ego

en el colegio, en la iglesia, en el instituto, en la universidad… Cuando acabas la

universidad has olvidado por completo tu ser inocente. Eres un gran ego que ha

superado la universidad con matrícula de honor y está preparado para salir al mundo.

Ese ego tiene toda clase de deseos y ambiciones, y quiere estar siempre por encima

de todo. Ese ego se aprovecha de ti y no permite ni que vislumbres tu auténtico ser,

cuando tu vida está precisamente ahí, en la autenticidad. De ahí que el ego solo

produzca tristeza, sufrimiento, lucha, frustración, locura, suicidios, asesinatos… toda

clase de crímenes.

Quien va en pos de la verdad tiene que empezar por este punto: descartar cuanto la

sociedad le ha dicho que es. Tú no eres eso, porque nadie sino tú puede saber quién

eres; ni tus padres, ni tus profesores, ni los sacerdotes. Salvo tú mismo, nadie puede

penetrar en la intimidad de tu ser, nadie sabe nada de ti, y todo lo que han dicho sobre

ti es falso.

Déjalo a un lado. Desmantela todo ese ego. Al destruir el ego, descubrirás tu ser, y

ese descubrimiento es el mayor que se puede dar, porque supone el inicio de una nueva

peregrinación hacia la felicidad absoluta, hacia la vida eterna.

Se puede elegir, entre la frustración, el sufrimiento, la tristeza, seguir aferrándose

al ego y alimentándolo, o la paz, el silencio y la felicidad; pero para eso hay que recobrar

la inocencia.
OSHO

Neale Donald Walsch | Conversaciones con Dios..

“DIOS NO PIDE NADA”

“Dios es todo, y Dios se convierte en todo. No hay nada que no sea Dios, y todo lo que Dios experimenta de Sí mismo, Dios lo experimenta en, cómo y a través de ti”. 
En mi forma más pura, yo soy lo Absoluto. Yo soy Absolutamente Todo, y, por consiguiente, no necesito, no quiero, ni pido absolutamente nada.
Puedes llegar a casa cuando quieras. Volveremos a estar juntos cuando quieras. 
El éxtasis de tu unión conmigo lo conocerás de nuevo. Y también la sensación del viento sobre tu rostro, y el sonido de un grillo bajo cielos diamantinos en una noche de verano.
A la primera señal de un arco iris y al primer grito de un bebé recién nacido. Al último rayo de un ocaso espectacular y a la última respiración de una vida espectacular.
Yo estoy contigo siempre hasta el fin mismo del tiempo. Tu unión conmigo es completa, siempre fue, siempre es, y siempre será.
Tu y Yo somos Uno, tanto hoy como en la Eternidad.

Haz que tus días y tus noches sean reflejos de la más alta idea de tu interior. Permite que tus momentos de Ahora estén plenos de un éxtasis espectacular de Dios hecho manifiesto a través de ti. 
Hazlo mediante la expresión de tu Amor, eterno e incondicional, por todos aquellos cuyas vidas tocas. Sé una luz en la oscuridad y no la maldigas.

Sé un portador de la luz.

Tú lo eres.

Selo plenamente.
~Conversaciones con Dios – Neale Donald Walsch

FÍSICA CUÁNTICA


Física cuántica

Como aprender a controlar la lluvia, el viento y sanar tus dolencias corporales. 
Antes que nada me disculpo pues habia dicho que me retiraba por un rato del grupo, sin embargo; considero que el tema que hoy quiero compartir con ustedes es de mucha importancia.
Quien crea que lo que expongo es posible de lograr, que lo ponga en práctica, quien no lo crea, pues que pase de largo, no hay pronlema alguno, pues no estoy tratando de vender nada ni convencer a nadie que no tenga ganas de aprender. 
Estamos de alguna forma conectados con todo lo que nos rodea, existe una energía que forma parte o se encuentra en cada partícula del universo, cuando somos concientes de la existencia de esta energia, podemos lograr que esta actue para nuestro bien o el bien de otras personas.
Hoy quiero compartirles la forma en como me conecto concientemente con esta energia y como a través de esa conección es posible lograr cosas que están más allá de la mente común. 
Esta energía corre a traves de todo nuestro cuerpo de forma aleatoria, sin control alguno cuando no somos conciente de ella, cuando tomamos conciencia de su existencia y aprendemos a dominarla, la podemos concentrar en ciertas partes de nuestro cuerpo, y con un poco más de práctica podemos lograr que haga muchas cosas a nuestro favor.
A través de esta energia podemos sanar dolencias de nuestro cuerpo, sanar dolencias de otras personas, controlar los elementos, expulsar espíritus inmundos de cuerpos poseídos, crear barreras energéticas a tu alrrededor y alrrededor de otras personas  limpiar tu aura y el aura de otras personas, despegarte del cuerpo entes succionadores de energía y muchas cosas más. 
Lo primero que debes hacer es tomar conciencia de la existencia de esta energía, creer que es real y que puedes con la práctica llegar a dominarla.
Una vez que tomas conciencia de su existencia, debes aprender a sentirla. Una forma fácil de aprender a sentirla es imaginar que corre como un torrente de agua por todo tu cuerpo, de forma libre, impredecible.
Para comenzar a experimentar esta sensación debes de entrar en un estado completo de calma, algo que puedes lograr a traves de la quietud física y emocional.
Con la práctica, poco a poco comenzarás a sentir el fluir de la energía, cuando seas conciente de la forma en que corre por tu cuerpo,  estarás listo para dar el siguiente paso. 
Si me preguntas que he logrado con esta práctica, te podría decir que he expulsado demonios, reprendido a la lluvia, llamado al viento, sanado dolencias propias y ajenas, y si yo he podido, seguramente tú también puedes.
Jesus dijo: Si son capaces de creer,  cosas mayores que las que yo hago, ustedes tambien podrán hacer. Y quién soy yo para contradecirle, pues para el que cree, todo es posible.

Mario Eli Benítez

FB 

Osho| La Pasión por lo imposible

¿Qué es la verdadera amistad?

La pregunta que planteas es muy compleja. Tendrás que comprender unas cuantas cosas antes de saber qué es la verdadera amistad. La primera es la amistad.

La amistad es el amor sin ninguna connotación biológica. No son los amigos entendidos como el amigo o la amiga en el sentido de novios. Utilizar la palabra «amigo» asociándola con la biología es una completa estupidez. Es un encaprichamiento, un enloquecimiento. Te está utilizando la biología con fines reproductivos. Si piensas que estás enamorado, te equivocas; se trata de una simple atracción hormonal. Solo con cambiar tu química, desaparecerá tu amor. Solo unas inyecciones de hormonas y un hombre puede transformarse en mujer y una mujer en hombre.

La amistad es el amor sin connotaciones biológicas, algo que se ha convertido en un fenómeno raro. Era algo muy grande en épocas pasadas, pero unas cuantas cosas del pasado han desaparecido por completo. Es muy extraño, pero las cosas feas se mantienen, no mueren fácilmente, y las cosas hermosas son muy frágiles; mueren y desaparecen con mucha facilidad.

Hoy en día se entiende la amistad en términos biológicos o términos económicos o sociológicos… en términos de relaciones superficiales, o casi.

Pero la amistad significa que, en caso de necesidad, estás dispuesto incluso a sacrificarte. La amistad significa que para ti alguien es más importante que tú mismo, que quieres a alguien más que a ti mismo. No es un negocio. Es amor en toda su pureza.

Esa clase de amistad es posible incluso tal y como eres ahora. Incluso los inconscientes pueden mantener esa clase de amistad. Pero si empiezas a tomar mayor consciencia de tu ser, la amistad empieza a transformarse en amigabilidad. La amigabilidad tiene connotaciones más amplias, un panorama mucho más extenso. La amistad es poco en comparación con la amigabilidad. La amistad puede romperse, el amigo puede convertirse en enemigo, una posibilidad intrínseca al hecho mismo de la amistad.

Esto me recuerda a Maquiavelo cuando da consejos a los príncipes del mundo en su gran obra, El príncipe. Una de sus pautas es la siguiente: «Jamás le cuentes a tu amigo nada que no puedas contarle a tu enemigo, porque quien hoy es amigo mañana puede tornarse en enemigo». Y lo que se deduce de lo anterior es: «Jamás digas nada contra el enemigo, porque el enemigo puede tornarse mañana en amigo». Y entonces te sentirás avergonzado. Maquiavelo tiene una idea muy clara: que el amor normal y corriente puede transformarse en odio, la amistad en mistad, en cualquier momento.

Ese es el estado inconsciente del hombre: donde hay amor, justo detrás se esconde el odio; donde hay odio, está la misma persona a la que amas pero no te das cuenta.

La amigabilidad solo es posible cuando eres real, cuando eres auténtico y totalmente consciente de tu ser. Y si surge el amor de esa conciencia, entonces será amigabilidad.

La amigabilidad nunca puede transformarse en lo opuesto. Síguelo como criterio: que los valores más importantes de la vida son los que no pueden convertirse en lo contrario; no existe lo contrario.

La pasión por lo imposible, Osho.